Bienvenido a Agalisa Informática
  Eres un/a usuario/a Anónimo/a Sábado, 19/10/2019  
Servicios Agalisa
· Tienda On-Line
· Lista Precios
· Quienes Somos
· Acreditaciones
· Mapa Situación
· Consulta E-Mail
· Panda ActiveScan
·

Producto Destacado
En este momento no existe contenido para este bloque.

Zona Activa
· Página Inicial
· Archivo de Noticias
· Buscar
· Descargas
· Encuestas
· Enlaces
· Enviar Noticia
· FAQ
· Foros
· Mi Cuenta
· Recomiéndanos
· Sugerencias
· Temas
· Top 10
· Versión PDA

Buscar



Titulares Aleatorios

Plextor
[ Plextor ]

·Nueva grabadora PX-740 de Plextor
·Nueva Gama de Memorias PlexFlash-2 de Plextor
·Plextor presenta su Grabadora DVD de Doble Capa PX-716
·Plextor lanza su codificadora de vídeo por hardware
·Plextor presenta su próxima apuesta: Grabadora DVD Serial-ATA
·PLEXTOR lanza el primer conversor a Vídeo Digital MPEG-4 en Europa
·Plextor presenta su grabadora DVD 12X PX-712A
·Plextor comercializará a partir de Septiembre DVD Grabables
·Nuevas Grabadoras Duales DVD de Plextor

Efemérides
Tal día como hoy...
2004

AMD introduce el Athlon™ 64 FX-55 a 2,6GHz y el Athlon 64 4000+ a 2,4Ghz ambos para zócalo 939 con 128K de caché L1 y 1MB de L2 fabricados en tecnología de 130nm

Producto de Oferta
En este momento no existe contenido para este bloque.

Cuando la memoria falla
Enviado el 22/04/04 a las 02:00 por noticias

Agalisa

Nuestro ordenador se cuelga de manera misteriosa. Pantallas azules en windows, kernel panic en Linux... No es muy habitual, pero a veces la memoria de nuestro ordenador puede estar dañada. Os ofrecemos un artículo en el que os explicamos como detectar, resolver y evitar estos problemas.



La memoria de un ordenador está formada por millones de diminutas celdas individuales, cada una de las cuales puede contener un bit. Dichas celdas son referenciadas mediante un valor, denominado dirección de memoria. Para leer una posición, el ordenador especifica la dirección que quiere leer, y el chip ofrecerá en sus pines de salida el valor del bit contenido en dicha celda.

Aún a pesar de la gran cantidad de celdas que contiene, es necesario que todas ellas funcionen perfectamente. Un fallo en la celda de memoria que contiene, por ejemplo, una instrucción de salto, haría que el procesador, al ejecutarla, saltase a una nueva dirección totalmente aleatoria, lo que haría fallar al programa al que perteneciese dicha instrucción. Un fallo en la celda de memoria que contiene, por ejemplo, una variable con un gasto anotado en una hoja de cálculo haría que el balance final fuese incorrecto.

Además, un mismo programa rara vez es cargado siempre en el mismo sitio, sino que, según la cantidad de memoria ocupada por otros programas o por el sistema, éste será almacenado en unas posiciones u otras de la memoria. Esto significa que, a lo mejor en una ejecución concreta, el programa está cargado de tal forma que no usa la posición de memoria defectuosa, por lo que funcionará perfectamente, pero la siguiente vez que se ejecuta se carga en otra zona en donde sí ocupa dicha posición. El resultado es que la primera vez funciona, pero la segunda falla.

Por si fuera poco, los programas y los datos no suelen permanecer en la misma zona, sino que, si hace falta memoria para otro proceso, el sistema operativo puede mandar un trozo de otro programa a disco (al fichero de intercambio o swap), para, cuando vuelva a hacer falta, cargarlo de nuevo. Al hacer ésto último, lo más probable es que lo haga en otra zona de la memoria. El resultado es que un programa puede estar funcionando perfectamente, pero que al cabo de un rato, debido a una operación de intercambio, falle, al ser escrito en la zona defectuosa.

Los síntomas

Como vemos, uno de los síntomas más habituales de los fallos de memoria son los errores aleatorios durante la ejecución de un programa. Dado que no podemos controlar en qué zona de la memoria se cargará el código, ni donde irá a parar tras una operación de swap, puede que el programa funcione bien unas veces y falle otras, sin seguir un patrón concreto. En estos casos, suele aparecer el temido Fallo de protección general de windows, o bien el también nefasto Core Dump debido a una interrupción SIGSEV de Linux. Sin embargo, existen otros síntomas que pueden indicar una memoria defectuosa:

  • Pantallas azules durante la instalación de Windows, o kernel panics durante la instalación de Linux.
  • Pantallas azules aleatorias en Windows, o kernel panics aleatorios en Linux (aunque esto también se puede deber a un exceso de temperatura en el interior de la caja. Es importante comprobar este factor).
  • Fallos de protección general y core dumps durante la ejecución de aplicaciones con uso de memoria intensivo: juegos 3D, programas de retoque fotográfico (Photoshop, GIMP...), compilación de grandes programas (como el kernel de Linux...), etc.

¿Por qué se estropea la memoria?

Los chips de memoria son de los chips más probados y fiables del mercado, pues se fabrican desde hace décadas. Los fabricantes comprueban exhaustivamente cada chip antes de empaquetarlo y enviarlo a los fabricantes de módulos, y lo mismo se puede decir de éstos últimos. Por tanto, es raro que un módulo venga dañado de fábrica.

Sin embargo, los chips de memoria son muy sensibles a la electricidad estática, y ésta suele ser la razón de que se dañen. Cuando caminamos por una alfombra de lana o sintética, o acariciamos un animal, nos cargamos de electricidad estática. Si en ese momento tocamos un chip de memoria, lo más probable es que éste no sobreviva. Por eso es fundamental descargar esta electricidad estática tocando un objeto metálico que esté conectado a tierra antes de manipular un módulo. En las casas viejas, con tuberías metálicas, suele ser suficiente con tocar un grifo de agua. En las casas nuevas se suelen emplear tuberías plásticas, con lo que esto no serviría; sin embargo, las casas nuevas también tienen toma de tierra en los enchufes, con lo que será suficiente con tocar el chasis metálico de cualquier electrodoméstico que tenga enchufe de potencia (el mismo chasis del ordenador puede servir, siempre que se haga con éste enchufado, pero apagado para no correr ningún riesgo inútil).

Por otro lado, una fuente de alimentación de baja calidad puede emitir pequeños picos de tensión que, a la larga, pueden acabar dañando algún módulo de memoria. Por eso es importante revisar este punto.

Finalmente, en ocasiones el problema no está en la memoria, sino en el conector de la propia placa madre. Si este está dañado y no permite un correcto contacto, cualquier módulo enchufado en él fallará. Lo mismo ocurre si ambas partes (módulo y conector) están en buen estado pero hay acumulación de polvo o humedad en ellos.

Programas para testar la memoria

Existen varios programas disponibles para comprobar el buen estado de la memoria. Para ello, escriben en toda la memoria una serie de patrones de bits y luego los vuelven a leer, comparando el resultado obtenido con el valor escrito inicialmente. Si ambos valores coinciden en todas las posiciones, la memoria está bien; si hay algún error en alguna posición de memoria, entonces hay algún módulo dañado.

MemTest86

Este programa viene en la forma de una imagen de disquete de arranque, la cual puede ser volcada a un floppy, y una imagen ISO, que puede ser quemada en un CD. Una vez realizada dicha operación, se reinicia el ordenador, de forma que arranque desde el disquete o CD-ROM. El programa MemTest86 será lanzado desde él. La razón de hacerlo así es que, de esta forma, el programa tiene acceso directo a la totalidad de la memoria, y sobre todo sin interferencias de ninguna clase por parte de un sistema operativo intermedio.

Existen dos clases de pruebas: básica y avanzada. La primera realiza, básicamente, la escritura y comprobación de todo ceros en la memoria, seguida por la escritura y comprobación de todo unos. Suele ser suficiente para detectar los errores más comunes. La prueba avanzada. por su parte, incluye a la básica, y la complementa con diversas pruebas extra tales como "ceros desplazándose sobre fondo de unos", "unos desplazándose sobre fondo de ceros", y más, de forma que permite detectar errores más sutiles. El coste es de tiempo, pues tarda mucho más en realizarlas.

Si el programa detecta un fallo, muestra en pantalla la dirección de memoria en que está localizado y su naturaleza. Esta lista de fallos puede aprovecharse para soslayar el problema en algunos casos (ver la sección Tengo un fallo de memoria. ¿Y ahora qué?).

El programa es completamente libre, y se puede descargar de su página web: http://www.memtest.org/ (en inglés).

Windows Memory Diagnostic

Microsoft también dispone de un programa de características similares al anterior, también disponible para ser volcado a una imagen de CD o a un disquete. En el primer caso, se grabará una imagen ISO que deberá ser quemada usando un programa del estilo del Nero Burning ROM o el EasyCD; en el segundo, basta con insertar un disquete en blanco.

Una vez creado el medio de arranque, se procede a reiniciar el ordenador de la misma forma que con MemTest, de forma que arranque desde el disquete o CD creado antes.

El programa realiza la prueba de memoria de manera interrumpida, volviendo a empezar cuando ha llegado al final. Cualquier fallo de memoria aparecerá indicado en la parte inferior.

El programa se puede descargar desde su web: oca.microsoft.com/en/windiag.asp.

Tengo un fallo de memoria. ¿Y ahora qué?

Lo primero que se debe hacer es desmontar los módulos de memoria y limpiar los contactos, tanto del DIMM como del conector de la placa madre, para asegurarse de que el fallo no se debe a suciedad o polvo. Para ello se debe usar un bote de aire comprimido, pues, debido a la sensibilidad de los módulos a la electricidad estática, el uso de un trapo podría significar la muerte total de la memoria. En caso de no tener un bote de aire comprimido, se puede realizar soplando, en cuyo caso se debe secar bien al boca antes de realizar la operación, para evitar que llegue saliva a los contactos. Por supuesto, es imprescindible descargarse previamente de electricidad estática, tal y como comentamos antes.

Si sigue habiendo un error y el ordenador tiene varios módulos, se deben desmontar y probar de uno en uno, para aislar aquel que tenga el fallo.

Cada módulo defectuoso debe ser probado en varios conectores distintos, para así descartar que sea dicho conector de memoria el dañado. Recordemos que un módulo sano enchufado en un conector averiado dará errores de acceso.

Una vez llegados a este punto, sabremos ya si el fallo está en un módulo determinado o si, por el contrario, el problema está en alguno de los conectores de memoria.

Si está en un conector de memoria, la solución será, obviamente, colocar el/los módulos en otro conector, para así evitar usar el dañado.

Sin embargo, si el problema está en el módulo de memoria, la solución que queda es tirarlo y comprar uno nuevo, por mucho que nos duela. Sin embargo, si trabajamos exclusivamente con Linux existe una solución alternativa llamada BadRAM.

BadRAM: solución para Linux

BadRAM es un parche para Linux que permite informar al núcleo de la situación de las posiciones defectuosas de un módulo, de forma que este evitará usarlas y, como consecuencia, se podrá seguir trabajando con dicha memoria. Este parche admite directamente la lista de posiciones defectuosas entregada por el programa MemTest86, por lo que su uso es relativamente sencillo. BadRAM se puede descargar desde su página web: rick.vanrein.org/linux/badram/ (en inglés).

¿Cuan fiable es esta solución? El autor la califica casi de milagrosa, y ciertamente lo es, si tenemos en cuenta que permite reutilizar módulos que estaban destinados a ir a la basura. Sin embargo, es obvio que una solución así no se debe emplear en sistemas críticos, tales como servidores de ficheros y similares.

En Windows, desgraciadamente, no existe nada similar, por lo que los usuarios de este sistema operativo no tendrán más remedio que comprar un módulo nuevo.

Enlaces

MemTest86 (en inglés).

Windows Memory Diagnostic (en inglés).

BadRAM (en inglés).

Guia sobre fallos de memoria para novatos, de PC Stats (en inglés).


 
Enlaces Relacionados
· Agalisa Informática
· Más Acerca de Agalisa
· Noticias de noticias


Noticia más leída sobre Agalisa:
Comparativa entre Intel Pentium 4 y AMD Athlon XP


Valorar Artículo
Puntuación Media: 4.77
votos: 9


Por favor pierde un segundo y valora esta noticia:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo



Opciones

 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo


Puntos
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrese por favor


Todos los derechos reservados. Los comentarios anónimos o de los usuarios registrados son propiedad de sus autores. Agalisa no se identifica de ninguna manera con ellos salvo expresamente publicado por nuestra parte. Agalisa se reserva el derecho de modificar o eliminar aquella información propia o de terceros que considere incorrecta, incompleta u ofensiva.
© Copyright Agalisa 2002 - Consulte nuestra política de privacidad.
Portal basado en la tecnología de PHP-Nuke.