Estandarización de los paneles frontales de conexiones
Fecha 02/08/04 a las 02:00
Tema Agalisa


Intel acaba de lanzar una especificación en la que se estandarizan los conectores en placa y el cableado para los paneles frontales, y se define un hueco de tamaño estándar para ellos, de forma similar a los conectores posteriores.



Antes de la llegada del formato ATX, aquellas placas que disponían de periféricos integrados tenían que situar sus conectores en las aberturas de las tarjetas de expansión, ocupando un precioso espacio, o bien confiar en que las cajas dispusiesen de algunos huecos estandarizados (puertos serie y paralelo, principalmente) para colocar algunos de ellos. Sin embargo, con la aparición del nuevo formato de placas madre, llegó una verdadera revolución en este punto: a partir de ese momento, los fabricantes podrían situar todos los conectores que desearan y en la disposición que prefiriesen, sin temor a que su placa precisase de una caja específica.


Conectores posteriores y cubierta de chapa de una placa madre ATX. La chapa tiene un tamaño estandarizado, y cada fabricante incluye una con los agujeros ajustados a la placa madre que acompaña.

La forma de conseguirlo, por todos conocida, consistió en dejar un hueco rectangular de tamaño estandarizado (en concreto de 155x45 milímetros) en las cajas. Los fabricantes disponen de toda esa superficie para montar todos aquellos conectores que precisen y en la disposición que mejor se adapte. La única pieza extra que han de añadir los fabricantes es una chapa de ese mismo tamaño, adecuadamente troquelada para encajar delante de los conectores de la placa madre a la que acompaña, y que tape adecuadamente las zonas libres.

Es precisamente esta libertad la que ha permitido a los fabricantes integrar cada vez más, y más variados, dispositivos en las actuales placas madre.

Sin embargo, hay un campo en el que dicha flexibilidad todavía está bastante verde: se trata de los conectores frontales. Hoy en día multitud de placas disponen de puertos USB extra, infrarrojos, conexiones de audio para cascos, etc. Todos ellos están pensados para estar disponibles en el frontal de la caja: ya es habitual tener dos o cuatro puertos USB delante para conectar llaveros USB, cámaras, y demás dispositivos que se deban conectar y desconectar frecuentemente; lo mismo se aplica a los conectores de audio: es muy práctico poder enchufar unos cascos en el frontal y que, al hacerlo, se desconecten automáticamente los altavoces.

Por desgracia, si uno se compra una placa madre que permita ésto, tiene que conseguir una caja que disponga de los conectores adecuados en su frontal. De no ser así, hay cuatro opciones:

  • Comprar una caja que se adapte a lo que permite nuestra placa madre. Una opción cara y que obliga a desperdiciar nuestra actual caja.
  • Usar un soporte de conectores que se inserte en una bahía de 5 1/4". Solo es posible si nuestra caja tiene bahías libres, y es algo caro.
  • Si se es un poco manitas, comprar los conectores y adaptar uno mismo la caja.
  • Aguantarse y desperdiciar esos potenciales conectores.

Por desgracia, si cambiamos de placa madre podemos encontrarnos de nuevo en la misma situación: que nos falten y/o sobren conectores.

Estándar para el panel frontal

La solución que ha llegado desde Intel ha sido la estandarización de una zona destinada a paneles frontales. La idea es similar a la que se usó en los conectores posteriores de las placas ATX, pues consiste en reservar un hueco de un tamaño estándar (en este caso de 99x25 milímetros) en el que se montará una pequeña placa de circuito impreso con los conectores frontales. El fabricante de dicha placa hija podrá decidir tipo, cantidad y distribución de los conectores, siempre que entren en dicha superficie e incluya una chapa que permita tapar las zonas no ocupadas.

Pero, como es obvio, la estandarización no se limita a ésto, sino que también se estandarizan la asignación de pines en los conectores de la propia placa madre, así como el cableado que conectará a ésta con la placa hija. La idea es conseguir que el panel frontal de un fabricante se pueda usar con la placa madre de otro cualquiera.

La estandarización, en estos casos, comprende los siguientes conectores y cables:

  • Conectores USB

    Es habitual disponer de varios de ellos en el frontal de la caja, para poder conectar y desconectar con facilidad periféricos tales como cámaras fotográficas, llaveros de memoria, etc. Para ellos se definen dos conectores, de 1x5 y 2x5 pines, que permiten enchufar uno o dos conectores USB respectivamente. El cable también se normaliza, especificándose un cable apantallado que garantice la máxima calidad de la señal.

  • Conectores FireWire (IEEE 1394)

    Todo lo dicho para el USB se aplica también a esta otra interfaz serie para periféricos.

  • Conectores de audio para cascos y micrófono

    Se estandarizan dos conectores tipo jack estéreo de 3'5mm para cascos y micrófono, así como el uso de cable apantallado para garantizar una calidad de sonido óptima. Además se incluye soporte para el sistema de audio High Definition, el cual sitúa parte de la circuitería en la propia tarjeta hija del frontal, además de ser capaz de informar al sistema operativo de la conexión y desconexión de los cascos y/o micrófono.

  • Sistema de infrarrojos

    Otra conexión que se estandariza es la del emisor de infrarrojos. Este sistema permite comunicarse con móviles, impresoras, y otros dispositivos que soporten el estándar IrDA.

¿Fabricantes o terceras partes?

La cuestión que este estándar no resuelve es ¿quien fabricará las placas hija para los frontales? Desde el punto de vista de un consumidor, la primera idea que viene a la cabeza es que cada placa madre incluya su tarjeta hija de conectores, diseñada específicamente para ella. Sin embargo, desde el punto de vista del fabricante puede ser más interesante sacarlas de manera separada, pudiendo así ajustar el precio de la placa madre y sacar un beneficio extra con las tarjetas hija, vendiendo versiones "baratas", con pocos conectores, y versiones "caras" más pobladas. Sin embargo, gracias a la estandarización de los conectores en la propia placa madre, es posible la entrada de terceras partes que fabriquen tarjetas hijas con la cantidad de conectores más habitual en el mercado, y a precios más asequibles que los de los fabricantes "de marca". Vemos así que esta norma ha sido lo suficientemente cuidadosa como para no limitar la forma de venta, sino de permitir que el propio mercado se ajuste.

Fuente: Norma oficial para conexiones frontales (en inglés, formato PDF).







Este artículo proviene de Agalisa Informática
http://www.agalisa.es/

La dirección de esta noticia es:
http://www.agalisa.es//modules.php?name=News&file=article&sid=767